Saltar al contenido

Cambio de Cepillo de Dientes

Millones de gérmenes nos rodean diariamente, siendo difícil vivir y preocuparse por todas las bacterias a la vez, pero en algunos casos si merece la pena tenerlo en cuenta. Veamos porqué este elemento es importante en la lucha contra los gérmenes: el cepillo de dientes.

Debes verlo más allá de un objeto que usas todos los días, sino que aparte de llevarlo directamente a la boca es muy importante que cambies tu cepillo de dientes cada cierto tiempo para tener una higiene bucal adecuada y, según los odontólogos, la mayoría de las personas usan el mismo cepillo por mucho tiempo.

Te has preguntado ¿cada cuánto deberías cambiar tu cepillo de dientes?

Siempre se recomienda cambiar de cepillo cada 3 meses, pero realmente varía según la persona dependiendo de cómo y cuánto se cepille los dientes. Aquí te revelamos dos consejos para identificar cuando es hora de cambiar de cepillo:

Fíjate en las cerdas de tu Cepillo

Primero fíjate en las cerdas de tu cepillo, en cuanto empiecen a doblarse deberías comprar uno nuevo ya que no estás lavándote los dientes correctamente al perder eficacia el cepillo. Otro truco es pasarte la lengua por los dientes después de cepillarlos: deberías sentir una textura completamente lisa; si está rugosa o granulada entonces tu cepillo no está haciendo un buen trabajo y debes tirarlo a la basura.

Evitar el contagio por gérmenes

Además de la importancia de cuidar tu higiene bucal, es aconsejable cambiar frecuentemente del cepillo para evitar el contagio de gérmenes. Por ejemplo, si uno de los miembros de la familia está malo, se recomienda tirar el cepillo a la basura y evitar que esté en contacto con el resto. Sin embargo, aparte de eso no deberían preocuparte demasiado las bacterias: si dejas que tu cepillo se seque al aire libre entre uso y uso probablemente mueran todas las bacterias. Por ello deberías evitar usar la funda de protección de plástico – a no ser que tengas que transportar tu cepillo – ya que, según estudios, favorece el crecimiento de microorganismos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)